15 de setiembre


Discurso del 14 de setiembre:

¡Compañeros, nuestra patria celebra con orgullo 188 años de vida independiente!
A lo largo de esta Semana Cívica hemos ido retomando día a día nuestros deberes como ciudadanos de un país soberano e independiente, nuestra responsabilidad con el ambiente, con la sociedad y con nosotros mismos hace que nuestro pedacito de tierra se perfile ante el mundo como una nación próspera, que ofrece un ambiente verde, de paz y de alegría.

Somos nosotros quienes hacemos grande a Costa Rica, con nuestro trabajo, nuestro empeño y dedicación. Es esa forma única del tico que llena cada rincón de nuestro país con música de marimba, bailes de mascaradas y olor a gallopinto.

Hoy estamos de fiesta. Celebremos con entusiasmo nuestra libertad, celebremos con orgullo el valor de aquellos que lucharon y defendieron con su sangre la soberanía de este suelo que hoy nos abriga, y nos invita a gozar de esta gran fiesta.

Ustedes, niños y jóvenes son el presente de esta gran nación, luchen por ella, luchen por enaltecer el nombre del costarricense. Profesores, somos nosotros quienes vemos crecer a los profesionales del mañana, no declinemos nunca en nuestro empeño por hacer de ellos los ciudadanos que Costa Rica se merece.

Esta noche conmemoraremos el trayecto histórico de aquella que representa el noble símbolo de unión, fraternidad y esperanza entre los pueblos centroamericanos. La Antorcha de la Paz, inició su viaje el pasado miércoles partiendo del monumento de los próceres de la Independencia en la ciudad de Guatemala, ha recorrido ya los países de El Salvador y Nicaragua, ayer fue recibida en nuestro país, en la frontera de Peñas Blancas para finalizar su viaje en la Ciudad de Cartago.

Que sea su fuego el que encienda el espíritu de los de jóvenes que esta noche traerán hasta nuestra Institución el grito de la libertad.

Y mañana, con la bendición de la Virgencita de los Ángeles nos uniremos a nuestros hermanos Centroamericanos, saliendo a las calles para marchar con alegría, con la frente en alto, porque somos hombres y mujeres libres.


Ileana del Pilar Gamboa Sibaja
Docente

Fundación del Colegio Nuestra Señora del Pilar Escazú

En Costa Rica iba gestándose la Provincia “MADRE RAFOLS”, desde el año 1935 en que llegaron nuestras primeras Hermanas a proyectar su apostolado, procurando la salud de alma y cuerpo de los enfermos tuberculosos, en el “SANATORIO CARLOS DURÁN” en Tierra Blanca de Cartago.

Más tarde, en 1938, iban nuestras sacrificadas Hermanas a cuidar los leprosos del SANATORIO “LAS MERCEDES”.

En 1937, otro grupo de Hermanas ampliaban la labor apostólica en el “ASILO CARLOS MARÍA ULLOA”, donde se hallaban recopilados ancianos e inválidos de todo género, en número de unos cuatrocientos aproximadamente. El 22 de agosto pasan a pasar sus servicios al Hospital del Seguro Social (actual Hospital Calderón Guardia)

El CARISMA que nos legaron nuestros FUNDADORES Y PRIMERAS HERMANAS se vivía al cien por cien. Florecían las vocaciones, en vista de la ejemplaridad de las Hermanas. Viendo la necesidad de una casa de Formación para Noviciado (entonces las Novicias tenían su formación en Venezuela), se pensó en adquirir algún terreno o casa para este fin.

Se vivía en suma pobreza, por lo cual planearon realizar algunos trabajos y actividades que les permitieran recaudar fondos. Organizaron una rifa y las Hermanas hacían sus correrías vendiendo números.

Hna CONSTANTINA HORNO, con su bondad y simpatía características en ella, se ganó buenas amistades, que llegaron a ser bienhechoras del proyecto que llevaban entre manos aquellas ejemplares y sacrificadas Hermanas. Entre ellas, conoció a DOÑA JOAQUINITA ORTIZ DE CASTRO, que tenía una casa en Escazú, donde iba a pasar los fines de semana. Tocó la puerta para ofrecer sus números a Doña Joaquinita, le expuso su necesidad y debió mostrar una humildad y caridad tan reales, que se ganó el corazón de tan buena señora. Esta simpatía se tradujo en algo muy efectivo al poco tiempo: era una señora adinerada que comprendió la precaria situación de las Hermanas que tanto bien estaban haciendo en Costa Rica y decidió en febrero de 1952 ofrecer a Hna Constantina su casita de Escazú, con un terreno adjunto, a la vez que manifestaba su deseo de que allí hiciesen un colegio regido por las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, en el que diesen formación académica y espiritual a las niñas de estos contornos. Uno de los terrenos donados tenía una pequeña hipoteca, que fue saldada por la Madre Constancia Anocíbar, en aquella época Vicaria de Costa Rica, ya que estas comunidades pertenecían a la Provincia de Venezuela la cual tenía en ese momento a la Madre Teresa Izquierdo como Superiora Provincial.

A partir de este momento las Hermanas de las Comunidades del Sanatorio Durán, el Asilo Carlos María Ulloa, el Leprosario Las Mercedes y El Seguro, se turnaban de dos en dos para venir a cuidar la casita permaneciendo por períodos de 15 días, lo cual en algunas ocasiones les servía para descansar de su sacrificada labor en los centros antes mencionados.

En el año 1955 surgió la idea de poner un Kinder, lo consultaron con la Madre General Eladia Magaña quien dio permiso, elevando la solicitud al MEP. Pidieron la colaboración del Ministerio de Obras Públicas, quienes donaron los planos, iniciándose la construcción de cuatro aulas el 9 de enero de 1956.

El 17 de febrero de 1956 la Madre Constancia Anocíbar, acompañó a las Hnas: ANITA MARTÍNEZ (Española)Y PAULINA FORN (Costarricense) para establecer la primera Comunidad de Hermanas de lo que más tarde iba a ser el Colegio Nuestra Señora del Pilar. Las Hermanas se presentan al Padre José Fabio Chacón, Cura Párroco, ofreciendo sus servicios en la Parroquia.

Los últimos días del mes se inició la matrícula con un total de 8 niños: 2 varones y 6 niñas con edades entre 3 y 4 años a quienes atienden con actividades de acuerdo a su edad, a la vez que estuvieron al cuidado de la construcción.

El 23 de marzo de 1956, día en que la Santa Iglesia conmemora los Siete Dolores de la Santísima Virgen y que concluía en la Parroquia de Escazú una misión, el Sr Arzobispo Monseñor Rubén Odio Herrera, el Párroco de la localidad, Hermanas de varias Comunidades y numeroso público, salió de la Iglesia en procesión llevando el Santísimo hasta la casita. El Sr. Arzobispo recomendó a los feligreses respeto y reverencia al pasar frente a la nueva Capilla, dio la bendición y colocó la Reserva en la pequeña capilla arreglada con amor y sencillez. Acto seguido bendijo la bellísima imagen de la Virgen del Pilar patrona de la fundación, luego bendijo el Vía crucis, empezó el ejercicio del mismo , rezando la estación y colocando la cruz en su sitio. Luego cantaron el Te Deum en acción de gracias e impartió la bendición papal.

En los primeros días del mes de abril llegó procedente de Venezuela la Hna ELVIA MORENO, para suplir a la HNA PAULINA FORN quien es destinada a Llorente de Tibás. También se incorpora a la Comunidad la Hna BALTASARA SANTAMARÍA.

El 21 de mayo llegó de España la Hna MARÍA DEL PILAR HERNÁNDEZ, quien fue la primera Superiora y Directora del Colegio.

El 23 de octubre se acordó hacer los trámites ante el MEP, para solicitar la apertura de la enseñanza Primaria, recibiéndose el 8 de febrero de 1957.

En febrero de 1957 la Hna ANITA MARTÍNEZ es trasladada con la misión de ir como fundadora a Liberia. A finales de este mes, llegaron las Hnas: VIRGINIA ULLOA (Costarricense) y Hna JOSEFINA BOSCÁN (Venezolana) quedando finalmente conformada la Comunidad religiosa por:

HNA MARÍA DEL PILAR HERNÁNDEZ (Superiora, Directora)

HNA ELVIA MORENO

HNA VIRGINIA ULLOA

HNA BALTASARA SANTAMARÍA

HNA JOSEFINA BOSCÁN

El 3 de marzo de 1957 el Colegio Nuestra Señora del Pilar inició su labor educativa con primaria, solamente para mujeres ingresando al Kinder tres de las niñas que atendieron las Hermanas el año anterior, (Carmen y María Antonieta Sanjuán Miró (españolas) y María de los Ángeles Salazar Sauter (costarricense) convirtiéndose en el grupo de fundadoras con otras niñas que se agregaron, para comenzar el Kindergarten; trabajándose este año con un grupo muy reducido de alumnas, 35 en total, distribuidas en dos grados. No fue sino hasta 1958 que se impartieron lecciones en todos los niveles. En este mismo año se realizó una pequeña ampliación a las aulas iniciales con un préstamo que se hizo. Poco a poco el número de alumnas fue creciendo.

Desde 1957 se fundó en el Colegio el Aspirantado (etapa previa de ingreso a la Vida Religiosa) con tres jóvenes: Luz Elena Garro Vargas, Socorro Quirós Herrera y Bernarda Serrano Elizondo. Igualmente funcionó el internado con pocas niñas, desde este año hasta 1976.

Desde sus comienzos, las Hermanas se han proyectado en su labor apostólica de Catequesis en la Parroquia, ayuda a familias pobres de los barrios cercanos.

El 15 de febrero de 1959 las Hermanas gestionaron ante el MEP la apertura de secundaria, iniciándose ésta con el primer año de enseñanza Media, recibiendo la aprobación del Consejo Superior de Educación el 27 de noviembre de 1959. Y así anualmente fueron aprobados los distintos niveles, hasta que en 1963 fue reconocida totalmente la Enseñanza Media, con la autorización para otorgar títulos de bachillerato en Ciencias y Letras en la Rama Académica y ese mismo año se realizó la primera graduación de bachilleres.

De 1963 a 1967 se aprobó la escuela Nocturna para jóvenes, generalmente empleadas domésticas, que por diversos motivos no habían concluido la enseñanza primaria, otorgando a varios grupos el diploma de Conclusión de Estudios Primarios, aprovechando además para catequizar y ayudarles en labores de corte y confección.

El alumnado iba creciendo rápidamente por lo que se vio la necesidad de construir un pabellón; este proyecto se logró gracias a un nuevo préstamo.

En febrero de 1962 se continúan los trabajos de ampliación del Colegio (recibidor, cancha). Se suspenden los trabajos en el año 1963 por falta de fondos.

En el año 1967 se destina un área del Colegio para Juniorado a cargo de la Hna Genoveva Ugalde. Continuándolo la Hna Joaquina Olarra en 1969 y la Hna Asunción Chover en 1970.

En los años sucesivos se compró la casa esquinera donde hoy se encuentran las aulas de Preescolar y en el año 1968, la casa del Sr. Antonio Gamboa, donde se albergaron las Aspirantes para darles una mejor atención. En 1971 se reciben varones en la primaria, graduando el primer grupo mixto en 1976.

En los años 1974-1975 se construyó la nueva sección de primaria, que era una necesidad por el aumento de población estudiantil. Por falta de espacio en el Colegio, el segundo ciclo de la primaria laboró en el año 1974 en el salón parroquial de Escazú.

En 1976 se constató la necesidad de un gimnasio. El 12 de octubre de 1977 Monseñor Carlos Humberto Rodríguez colocó y bendijo la primera piedra del gimnasio, iniciándose los trabajos en 1980. En 1981 se realizaron los primeros juegos intercolegiales en el nuevo gimnasio. En 1984 se terminó la gradería y los trabajos de iluminación. Durante el curso 1982 se celebró el 25 aniversario del Colegio, desarrollándose un amplio programa en el que tuvo el mayor realce la Semana del Pilar.

En 1989 se inician los trabajos para completar el nuevo edificio en donde se albergan la primaria, completándose 3 plantas que será llamado edificio de aulas, el cual cuenta con 27 aulas y 6 oficinas administrativas, aquí se ubican los grupos de primaria y secundaria, siendo inaugurado en marzo de 1990 y quedando el edifico más antiguo para otras oficinas administrativas, aulas de materias especiales, salones de uso común y habitaciones de la Comunidad de Hermanas..

En 1992 la comunidad educativa solicita al Consejo General hacer la secundaria mixta, pues desde su fundación se había mantenido mixta sólo la primaria. Después de realizar una encuesta con ex alumnas, alumnos y padres de familia se llegó a la conclusión de tener la secundaria mixta tomando a los niños que salían de sexto grado. La primera graduación de bachilleres mixta se realizó en diciembre de 1997. Día con día se ha ido acondicionando la planta física según las necesidades e introduciendo los avances de la tecnología en el quehacer educativo de la Institución.

Las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en el Colegio como en todos nuestros Centros educativos, realizamos la tarea de educar desde la pedagogía de Dios, siguiendo el ejemplo de Jesús como Maestro y los lineamientos del Magisterio de la Iglesia. De ahí que nuestra misión sea continuar la obra de Jesús, colaborando en la formación integral de la persona. Ofrecemos, por medio de la educación, el mensaje de salvación como medio que lleve a todos a conseguir la configuración del hombre nuevo según Cristo. Nuestra propuesta educativa ofrece realizar una estrecha relación pedagógica con lineamientos metodológicos concretos que nos permitan promover una educación:

1- enfocada en la persona

2- cimentada en valores cristianos

3- que fomente el desarrollo intelectual

4- que promueva sobre la capacidad de expresión y de creatividad

5- que se proyecte más allá del aula y del horario escolar.

Con estos criterios pretendemos dar a la sociedad un perfil de educando como una persona:

- auténtica, capaz de amar y convivir en armonía

- reflexiva y siempre en busca de la verdad

- entusiasta, alegre y responsable

- practicante de las normas de urbanidad.

El Colegio dentro de la modalidad Académica, ofrece el siguiente plan de estudios:

Preescolar, además de su plan de estudios, inglés conversacional y religión. I, II y III ciclo: Español, matemáticas, estudios sociales, educación cívica, ciencias, inglés escrito e inglés conversacional, religión, artes plásticas, educación física, educación musical e informática. Educación diversificada: español, matemáticas, estudios sociales, educación cívica, biología, física, química, inglés escrito e inglés conversacional, religión, filosofía, psicología, educación física.


Otros servicios que brinda la Institución a los estudiantes y padres de familia son:

Orientación, Psicopedagogía, adecuación curricular, equipos deportivos, banda y orquesta, grupos de bailes, Infancia y Juventud misionera, actividades culturales, servicio de enfermería, seguro estudiantil del INS, fotocopiado, biblioteca, soda y el Programa Escuela para Padres que atiende la formación humana y espiritual de los mismos.



Hna Isabel Salazar Rojas

"Virgen del Pilar junto a ti nacimos, crecimos, estamos y queremos seguir estando"
Loading...